Luis Enrique Capurro Bautista

Fue en un elenco de su provincia natal, Patria, donde se inició como futbolista para continuar en el Milagro Sporting, Filanbanco y de allí pasó a Emelec. Es un jugador histórico del fútbol ecuatoriano por muchas y soberbias razones. Era el cancerbero de la derecha, marcaba ese sector de la defensa con clase, potencia y después aprendió los secretos del otro lateral.

 

Luis Enrique Capurro Bautista nació en Rioverde, justo el Día del Trabajo, el 1 de mayo de 1961 y el 23 de enero de 1989 llegó a Emelec que era el campeón reinante y se venía la Copa Libertadores de ese año y desde que llegó el lateral fue de su absoluta propiedad. Los delanteros rivales padecían los exactos anticipos de Capurro y con todo el entusiasmo de su gran potencia llegaba arriba como un delantero más.

 

Llega 1993 y Capurro se marchó para Cerro Porteño de Paraguay donde se lo llama Chocolatín, regresa al Emelec y a la selección para jugar Copa América y también las Eliminatorias. Pasó a ser el gran capitán del equipo azul y su prestigio siguió en aumento.  Su trayectoria es muy amplia como distinguida. Llegó al partido 100 con la selección nacional y forma, por lo tanto, parte del famoso Club de los Cien de la FIFA. Es elegido como parte del once ideal de Sudamérica por la Conmebol en dos ocasiones, ambas mientras actuaba con la camiseta azul de Emelec, y son seis Copa América en su historial y también Eliminatorias de mundiales están en su currículo.

Copyright © 2015 Museo Club Sport Emelec

Todos los Derechos Reservados

Diseñado por ELGS DESIGNS